Lubricantes caseros

Seguramente te ha pasado por la mente, al menos una vez, la idea de usar un lubricante casero para tener una relación sexual aún más placentera. O puede que tu caso no sea sentir algo diferente, sino que realmente necesitas lubricación porque padeces un problema de resequedad.

Sea cual sea tu caso, es importante que conozcas los pros y los contras de los lubricantes caseros antes de usarlos para que no tengas ningún inconveniente en la práctica de tu relación sexual.

Como improvisar un lubricante casero

¿Qué usar como lubricante?. El aceite de coco, el aceite de oliva y el gel de aloe vera son algunas de las opciones a la hora de apretar. A menudo la lubricación natural del cuerpo es suficiente para una buena penetración del pene. Apostar por los juegos preliminares ayuda a asegurar que la mujer esté excitada y lubricada. Sin embargo, en algunas situaciones la lubricación del cuerpo no es suficiente y puede necesitar ayuda adicional. Los lubricantes facilitan la penetración y contribuyen al sexo placentero, lo que satisface a ambos. ¿Pero qué pasa si no tienes lubricante cuando estás apretando? En este artículo explicamos cómo improvisar un lubricante casero.

Aceite de oliva como lubricante

El aceite de oliva es un lubricante casero usado desde hace mucho tiempo. Pero hay que prestar atención y usar pequeñas cantidades, ya que no es soluble en agua. Es apto para todo tipo de sexo, pero su fuerte olor y la dificultad de limpieza hacen que mucha gente no quiera usarlo. El aceite de oliva, al ser un aceite, puede dañar los condones, por lo que no debe usarse como lubricante natural si se usa protección.

Aceites corporales, cremas y jabones neutros como lubricantes caseros

Cuando se improvisa un lubricante casero, los aceites corporales, las cremas o los jabones neutros son una buena solución de lubricantes caseros. Pero preste atención a la composición de los productos y evite los perfumados, con alcohol o alto contenido de sustancias químicas. Los aceites para niños son los más recomendados, así como los productos sin color ni olor, porque reducen las posibilidades de alergias, después de todo, las membranas mucosas de los órganos íntimos son sensibles y más susceptibles a las reacciones que las pieles más gruesas, para las que están indicadas las cremas corporales, los jabones y los aceites.

El aceite de coco como lubricante casero

Algunos aceites vegetales y minerales como el de aguacate o el de coco pueden ser usados como lubricante casero. El aceite de coco es excelente para hacer todo resbaladizo. Sólo asegúrate de que es virgen y no tiene azúcares añadidos. Pero este aceite trae un bonus: ¿sabías que tiene propiedades antimicóticas?. Además de ayudar cuando intentas calentar el clima, ayuda a prevenir las infecciones por hongos y también es el mejor lubricante casero para el sexo anal.

Al tratarse de un aceite, tiene la ventaja de que no hay posibilidad de que se seque, como los lubricantes a base de agua, es decir, la duración del aceite de coco como lubricante es mayor que la de los lubricantes ordinarios y evita esas incómodas interrupciones para volver a aplicar el producto. Debido a que no es compatible con los preservativos, tenga mucho cuidado al usar este tipo de lubricante improvisado porque existe el riesgo de transmisión de enfermedades de transmisión sexual y también de embarazo. Por lo tanto, ya sea que uses aceite de coco para el sexo anal o vaginal, es importante que tú y tu pareja estén al día con sus exámenes, ya que no es compatible con el condón.

Aloe vera: gel lubricante casero a base de agua

Si quieres saber cómo hacer un lubricante casero a base de agua, debes saber que esa botella de gel de aloe vera que has estado guardando para cuidar tus quemaduras puede ser una buena solución cuando se trata de apretar. El gel de aloe vera es conocido por ser extremadamente suave y fácilmente adaptable a todo tipo de piel y puede ser tomado directamente de la planta sin ningún problema, pero sepa que la parte verde es tóxica, debe usar sólo el gel transparente. Si necesita lubricar su vagina y no tiene un producto específico, un gel de aloe vera puro y casero será suficiente, pero pruebe su brazo primero para evitar alergias.

También es súper hidratante, el mejor gel lubricante casero a base de agua y ayuda a que el pene se deslice más fácilmente. Este gel puede ser usado con condones ya que no tiene aceites de ruptura de látex ni propiedades en su composición.

Clara de huevo

Ciertamente tienes huevos en casa, así que aquí está tu solución ya que pueden servir como lubricante casero íntimo. Las claras de huevo son un lubricante casero rápido de usar, sólo tienes que darte cuenta de que al final quedará mucha suciedad.

La saliva como lubricante

La saliva es un lubricante vaginal natural muy usado en tiempos de desesperación y cualquier cosa que sea orgánica o natural es mejor. Si todos estos trucos caseros fallan, la buena saliva es siempre una buena solución y no es perjudicial para la salud, sólo hay que tener cuidado en caso de enfermedades como el herpes o el VPH oral, porque en estos casos el uso de la saliva como lubricante puede ser un medio de transmisión de la enfermedad.

Aceites lubricantes

Los aceites esenciales usados en el masaje pueden ser usados para la lubricación sexual dependiendo de su composición. Si los usa, tenga cuidado y utilice un aceite que haya estado previamente en su piel para asegurarse de que no sufre una reacción alérgica y dé preferencia a los aceites 100% naturales y no a los mezclados y manufacturados, que también pueden causar una reacción alérgica.

Algunos aceites como la canela y el jengibre tienen un aroma cálido y agradable que puede incluso dar una relación picante y pueden utilizarse como medio de lubricación del ano y la vagina antes de la relación.

¿Qué son los lubricantes?

Lo primero que debes saber es que la falta de lubricación en la vagina es un problema que se da en algunas mujeres, no es algo del otro mundo que te daba preocupar demasiado, pero si es necesario tratarlo para que puedas tener una relación sexual satisfactoria.

Una de esas soluciones es el lubricante, el cuales es un líquido que reduce la fricción en los genitales y permite una eficaz penetración.

Las causas de la resequedad pueden ser una infección o una candidiasis, la cual se produce por constantes estados de estrés en la mujer. El mejor aliado para no tener reseca la vagina es un buen lubricante, esto te garantizará una gran relación sexual.

Lubricantes caseros más comunes

Debido a los altos costos, en la mayoría de los casos, de los lubricantes comerciales, la mayoría de las mujeres opta por lubricantes caseros que no le descomplete el presupuesto y le ayuden a tener una relación sexual explosiva.

Los más comunes son la vaselina y el aceite de cocina. No obstante, hay muchas personas que también utilizan infusiones como manzanilla, cremas corporales, huevos y hasta yogures.

Unas son más conservadoras y prefieren optar por la opción más tradicional y sin mayores complicaciones: la saliva.

Es importante aclarar que el hecho de que sea lubricantes caseros no quiere decir que no tengan ningún tipo de riesgos, al contrario, estos también pueden ser contraproducentes si no se usan de manera adecuada y si el cuerpo lo rechaza. Recordemos que no todos somos iguales.

Principales riesgos de los lubricantes caseros

-Cuidado con los hidratantes

Este es un punto que debes tener muy en cuenta, no todas las cremas hidratantes son ideales para ser usados como lubricantes.

Y es que hay cremas que lubrican por unos pocos segundos y luego resecan de forma brutal, esto podría causar irritación en cualquiera de las personas involucradas en el acto sexual.

-No te descuides con la saliva

Si optaste por la opción más fácil y económica, la saliva, debes cuidarte mucho pues tu boca puede tener alguna infección que luego podría ser transmitida a tu pareja y derivar en un problema mayor.

Ese mismo cuidado debes tener con el yogurt o los huevos, ya que si luego estos restos no son retirados de forma adecuada durante el lavado también pueden generar irritación o infección.

-Hay unos que pueden romper el preservativo

En este caso hablamos del aceite de comer, el cual puede chocar con el látex y si no son compatibles entonces podría romperse el preservativo.

Esto traería dolores de cabeza adicionales a quienes están en el proceso de intimidad.

 

 

 

 

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Mario Babiano Garrido .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Su consentimiento.
  • Destinatarios Hostinger.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.